viernes, 16 de julio de 2010

Dead Set: muerte en directo (2008)



Esta miniserie inglesa de cinco capítulos y un par de horas de duración nos introduce en el terrorífico mundo de… Gran Hermano. Un buen día, entre el estrés y la histeria del equipo del programa durante una noche de expulsión, una extraña enfermedad barre el Reino Unido. Como resultado, los concursantes de “la casa” y unos pocos supervivientes que llegan desde el exterior quedan confinados en su interior mientras una horda de zombis –de los que presentan cierta incapacidad mental, pero una agilidad endemoniada- se zampan todo lo que encuentran a su paso.

Durante los cinco capítulos que dura esta miniserie -y que recomiendo ver uno detrás de otro- nos encontramos con un puñado de personajes esperpénticos, típicos de este concurso, tratando de sobrevivir al holocausto caníbal. Si bien presenta cierta casquería, lo que sobresale en esta serie es el humor negro, muy bien desarrollado por los personajes de dentro de la casa, tanto como por alguno de fuera, cada cual más grotesco.

Aunque para la audiencia en general esta serie no ha llamado la atención ni en el Reino Unido ni en España, es una cita obligada para los amantes del género que ha causado cierta controversia, como la mayoría de películas y series de zombis que no respetan los cánones del género.

¿Pueden los zombis correr? Aunque yo le saco el gusto a las dos opciones, Simon Pegg (Shaun of the Dead) expresa con claridad porqué un zombi no debe correr: la muerte es una inhabilidad, no un superpoder. El zombi, como representación poética de la muerte, debe ser tan lento, como implacable.

¿Tú qué opinas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario